93 411 83 73

Solicita hora concertada

Viajes a Serbia

Si estás buscando viajes a Serbia tienes que saber que este multicultural país es rico en arte y música y uno de los países balcánicos más desconocidos. Su fascinante historia, la increíble vida nocturna de la capital, sus impresionantes iglesias ortodoxas  y sus apasionantes museos hacen de Serbia un diferente y acogedor país.

En nuestros viajes a Serbia te llevaremos a Sarajevo, una mágica ciudad de auténticas tiendas de artesanías, bellas mezquitas otomanas y barrios viejos. También exploraremos Belgrado una multicultural ciudad de diversión y entretenimiento.

En esta sección te proporcionaremos una amplia información sobre este país y todas nuestras propuestas de viajes a Serbia, tanto a medida como en grupo, incluyendo viajes combinados con otros países, como por ejemplo viajes a Serbia y Croacia, y viajes a Serbia, Bosnia, Montenegro y Croacia.

¡Explora este impresionante país en tu viaje a Serbia de seguro que no te arrepentirás!

Tipos de Viajes a Serbia

Reserva o pide información







* Campos requeridos

¿Qué ver en Serbia?

Los principales atractivos de Serbia son sus ciudades históricas, sus impresionantes monasterios medievales y sus enclaves naturales.

Si te preguntas que ver en Serbia, estos son algunos de los sitios que te recomendamos visitar.

Belgrado

Belgrado, la capital del país, es una ciudad con más de 7.000 años de antigüedad que se encuentra en la preciosa confluencia de dos ríos, el río Sava y el río Danubio, la cual enmarca la ciudad.

Allí no puedes dejar de visitar la fortaleza de Belgrado que te ofrecerá una impresionante vista panorámica, el parque de Kalemegdan ni tampoco el templo de San Sava (el fundador de la iglesia ortodoxa del país), que aunque todavía no está terminado, es la iglesia ortodoxa más grande de la península de los Balcanes.

Otros lugares que ver en Belgrado son la calle del príncipe Mihailo, la catedral Ortodoxa Serbia (Saborna crkva), el palacio de la princesa Ljubica, el palacio Viejo (hoy en día convertido en el ayuntamiento), el museo etnográfico, y la calle Skardarlija que es el centro de la cultura bohemia.

Llanura de Vojvodina

La llanura de Vojvodina, situada en la parte norte del país y en la provincia que lleva el mismo nombre, es un lugar que ofrece preciosos paisajes y uno de los lugares que ver en Serbia.

Algunas de las visitas imprescindibles en esta llanura son la montaña Fruškagora y sus colinas boscosas junto al río Danubio (esta región es famosa por sus viñedos y sus 17 monasterios de los siglos XV y XVI), Sremski Karlovci y sus monumentos históricos y artísticos (entre los que destaca el Patriarcado, la catedral ortodoxa serbia, la Alta y Baja iglesia, la iglesia católica romana, el museo regional, la famosa capilla de la Paz y las famosas bodegas de vino) y la fortaleza de Petrovaradin (conocida como “el Gibraltar del Danubio” debido a su situación estratégica),

Tampoco puedes dejar de visitar Novi Sad (cuyo nombre significa jardín nuevo), la capital de la provincia, que situada sobre el río Danubio, es un auténtico centro cultural e industrial. Allí podrás conocer su escuela griega, la vieja galería y la biblioteca de Matica Srpska, y la catedral ortodoxa con su famoso iconostasio y escenas de la historia medieval pintados por el gran pintor serbio Paja Jovanović.

Monasterio de Manasija

El monasterio de Manasija, situado muy cerca de Despotovac, es la joya de la cultura medieval serbia.

Se trata de un monasterio que cuenta con la fortificación medieval mejor conservada del país.

Si vas a visitar Serbia, sus altos muros y magníficas torres te van a impresionar.

Monasterio de Studenica

El monasterio de Studenica, situado a aproximadamente 40 kilómetros al suroeste de Krajlevo, en la parte central del país, y declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, muestra la esencia de la Serbia medieval.

Fue construido a finales del siglo XII y además de ser el monasterio ortodoxo más grande del país, es también el más rico, con sus iglesias de la Virgen y del Rey, ambas construidas en mármol blanco.

Zlatibor

La región de Zlatibor, situada en el oeste de Serbia y con su montaña que lleva el mismo nombre y que pertenece a los Alpes Dináricos, es una de las zonas naturales más populares del país.

Es famosa por su notable belleza, sus extensos pastos, sus pintorescas colinas y sus ríos y arroyos. Es el lugar ideal para relajarte.

Además la mejor forma de conocerla es a través del antiguo tren de vapor del año 1925 Sargan Eight, el cual une el pueblo de Mokra Gora con la estación de Sargan Vitasi, y que te permitirá disfrutar durante 1,5 kilómetros, y atravesando varios puentes y túneles, del precioso paisaje montañoso.

Cerca de Mokra Gora podrás visitar Drvengrad, una pequeña villa rural con casitas de madera que se construyeron para filmar la película “La vida es un milagro”.

Topola

La ciudad de Topola se encuentra situada en el corazón de Šumadija, una zona de viñedos en las laderas del monte Oplenac, a aproximadamente 100 kilómetros al sur de Belgrado.

Topola es una ciudad que está anclada en el tiempo en la que no puedes dejar de visitar la iglesia de San Jorge de Topola, situada en la colina de Oplenac y en cuyo interior se encuentra el mausoleo real de los reyes de Serbia (dinastía Karadjordjevic) así como también famosos mosaicos y algunos de los mejores frescos que se pueden encontrar en el país.

Viminaciu

Viminaciu (actualmente llamada Kostolac), situada al este de Serbia en la confluencia de los ríos Danubio y Mlava, es una de las ciudades romanas y campamentos militares más famosos del siglo I al siglo VI.

Numerosas tumbas y frescos impresionantes que muestran una enorme riqueza de los habitantes de Viminacium fueron descubiertos recientemente en la necrópolis de esta antigua ciudad.

A aproximadamente 50 kilómetros de Viminacium se encuentra Golubac, una de las fortalezas medievales más hermosas y mejor preservadas de Serbia, la cual tiene vistas sobre el Danubio.

Y a unos 80 kilómetros de allí se encuentra Lepenski Vir, un famoso yacimiento arqueológico que era centro de las más significantes culturas prehistóricas alrededor de los años 6.700-5.500 a.C.

Kladovo

Kladovo, situada al este del país, al lado derecho del Danubio, es uno de los lugares que ofrece una de las vistas más bonitas del Danubio.

Allí se encuentran dos importantes vestigios de la época romana: el fuerte de Diana (situado entre Kladovo y la central hidroeléctrica “Djerdap” y que fue una de las mayores fortificaciones romanas del siglo II d.C.) y los restos del Puente de Trajano.

Gamizgrad

Gamizgrad, llamada también Romulina y situada al sur del río Danubio, es una de las ruinas romanas más importantes y mejor conservadas de Europa y uno de los lugares que ver en Serbia.

Declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, fue un impresionante palacio obra del Emperador Galerio que data del siglo III d.c. y cuenta con hermosos frescos y suelos de mosaico.

Nis

Nis, la ciudad más grande en el sur de Serbia, es considerada por muchos la puerta de enlace entre Oriente y Occidente. Fue fundada el siglo III a.C. por los celtas y recibió su nombre por influencia del río vecino Nisavi.

Se trata de una de las ciudades más antiguas de Europa y cuenta con un importante legado histórico, donde destacan los yacimientos prehistóricos de Bubanj y Humska Cuka.

Entre las visitas imprescindibles en Nis se encuentran la ciudad romana de Mediana (situada en las afueras y en la que Constantino el Grande construyó un espectacular palacio con baños termales), la torre del cráneo (Cele Kula) y el museo Nacional.

Monasterio de Ravanica

El monasterio de Ravanica, situado en las montañas Kučaj en el centro de Serbia, es  un interesante monasterio ortodoxo que fue construido en el siglo XIV por el príncipe Lazar de Serbia. Es el ejemplo más típico de la escuela de Morava de la arquitectura serbia medieval, y en su interior se encuentran los restos del mencionado príncipe.

Información general

A continuación te vamos a proporcionar una serie de información que de bien seguro te va a ser de gran utilidad antes de viajar a Serbia. Te explicaremos también los lugares más interesantes que visitar en tu viaje a Serbia.

Situación y geografía

Serbia es un país que se encuentra situado en el sureste de Europa, en la península de los Balcanes.

Es el núcleo fundamental de la antigua Yugoslavia y limita al norte con Hungría, al sur con con Macedonia y Kosovo, al este con Bulgaria y Rumanía, y al oeste con Croacia, Bosnia-Herzegovina y Montenegro.

A nivel de relieve, en Serbia encontramos dos zonas claramente diferenciadas: las llanuras de Vojvodina al norte del Danubio y las montañas de los montes Balcánicos al sur.

Este país tiene una superficie de 88.361 km2 y una población aproximada de 7.200.000 de habitantes. Su capital es Belgrado.

 

Cultura y religión

Serbia es uno de los países con mayor diversidad cultural de Europa debido a la existencia a lo largo de la historia de fronteras entre grandes imperios. Esto ha provocado que a nivel cultural el norte del país sea más centro-europeo mientras que el sur es más oriental.

El idioma oficial de Serbia es el serbio, una lengua meridional que es hablada por casi el 90% de la población. El resto habla otros idiomas tales como húngaro y romaní. Además en las provincias autónomas de Voivodina, Kosovo y Metohija son cooficiales el húngaro, eslovaco, croata, rumano y albanés.

En cuanto a la religión, el 85% de la población de Serbia es cristiana ortodoxa, y ha sido ésta la que ha contribuido en una gran medida en la preservación de la cultura y las tradiciones del país. El resto de la población practica otras religiones, principalmente el catolicismo romano, el islam y el protestantismo.

Los festivales y festividades de Serbia están relacionados principalmente con la religión ortodoxa y con eventos históricos.

Las festividades más importantes son el Año Nuevo, la Navidad (en el caso de la ortodoxa se celebra el 7 de enero), la Pascua ortodoxa y el día Nacional de Serbia (15 de febrero), además de la “Slava”, festividad muy importante en la que se celebra el santo al cual pertenece la familia.

Mejor época para viajar a Serbia

El clima que encontramos en Serbia es, en términos generales, un clima continental templado, con inviernos fríos, veranos calurosos y húmedos, y con cambios bruscos de temperatura. No obstante, éste varía en función de la zona, por lo que en el centro encontramos un clima entre continental y mediterráneo, y en el sur un clima adriático.

La mejor época para viajar a Serbia son los meses comprendidos entre mayo y octubre, meses en que las temperaturas son más cálidas.

Si tienes cualquier duda respecto los viajes a Serbia que ofrecemos, o incluso si quieres algunas recomendaciones y consejos para viajar a Serbia, no dudes en contactar con nosotros. Nuestros especialistas en viajes a Serbia te atenderán sin compromiso.

Comparte esta página:

Síguenos:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies