93 411 83 73

Solicita hora concertada

Viajes a República Checa

Si lo que estás buscando son viajes a República Checa para conocer su impresionante arquitectura producto de sus numerosos castillos y exuberantes palacios, este es tu lugar. Su apasionante capital, Praga, romántica, con impresionantes monumentos y una interesante historia es una de las ciudades más visitadas de Europa, a la que siempre querrás volver.

En nuestros viajes a la República Checa te llevaremos a Praga, donde visitaremos su castillo, su impresionante complejo amurallado y la majestuosa catedral del país. También exploraremos Staré Mesto, el Barrio Judío y Malá Strana, un histórico barrio.

En esta sección te proporcionaremos una amplia información sobre este país y todas nuestras propuestas de viajes a la República Checa, tanto a medida como en grupo.

¡Ven con nosotros en tu viaje a la República Checa!

Tipos de Viajes a República Checa

Reserva o pide información







* Campos requeridos

¿Qué ver en la República Checa?

Los principales atractivos de la República Checa son sus bellas ciudades medievales y sus bucólicos parajes.

Si te preguntas que ver en Chequia, estos son algunos de los lugares que te recomendamos visitar.

Praga

Praga, la capital del país, es una ciudad señorial, imperial, romántica y de gran belleza. Para muchos se trata de la ciudad más bonita de Europa.

Cuenta con un precioso casco antiguo (Staré Město) que es la zona histórica y más medieval de la ciudad, el cual no puedes dejar de visitar durante tu viaje a Praga. En él destacan la plaza de la ciudad vieja en la que se encuentran edificios con arcadas, el Ayuntamiento (con su torre de 60 metros de altura y su famoso reloj astronómico del siglo XV adosado en su fachada), la iglesia de nuestra señora del Tyn y la iglesia de San Nicolás. En el casco antiguo también verás la Torre de la Pólvora.

Otro símbolo de la ciudad es el Puente de Carlos, que cruza el río Moldava y está decorado con un bello conjunto de estatuas.

En el barrio barroco de Mala Strana (ciudad pequeña) encontrarás preciosos palacios y casas antiguas que permanecen inalterados a lo largo de los siglos, así como interesantes iglesias entre las que destacan la Iglesia de San Nicolás de Malá Strana y la Iglesia de Nuestra Señora de la Victoria con el Niño Jesús de Praga.

Otro barrio interesante que no puedes dejar de visitar durante tu viaje a Praga es el barrio de Hradčany, en el que se encuentran el famoso Castillo de Praga, la Catedral de San Vito, la Basílica de San Jorge y el antiguo Palacio Real.

Y por último, si vas a viajar a Praga tampoco puedes perderte Josefov, el barrio judío. Sus seis sinagogas judías y su antiguo cementerio te sorprenderán.

Una excursión interesante si vas a visitar Praga, es el campo de concentración nazi de Terezin, en la que también descubrirás el antiguo gueto judío, así como el castillo medieval de Karlstejn, que se encuentra a unos 30 kilómetros de la capital.

Y si viajas a Praga en diciembre podrás disfrutar de los mágicos mercados navideños, e incluso lo podrás hacer con los más pequeños de la casa ya que en cualquier momento del año Praga con niños es una gran opción.

Karlovy Vary

Karlovy Vary, también conocida como Karlsbad y situada a 130 kilómetros de Praga, es la ciudad balneario más famosa de Europa, en la que en el siglo XIX la realeza, la aristocracia y la burguesía iban allí a disfrutar de sus aguas termales.

Además de sus fuentes termales, su arquitectura barroca te enamorará.

Cerca de Karlovy Vary se encuentra otra pequeña e interesante ciudad balneario, Marianske Lazna, también conocida como Marienbad.

Ceske Budejovice

Ceske Budejovice es la capital de Bohemia del Sur.

En esta ciudad no puedes dejar de visitar la Gran Plaza de Premysl Otakar (el rey checo que fundó la ciudad en el año 1256) la cual cuenta con distintos edificios y monumentos de gran belleza. Y si quieres tener unas buenas vistas, te recomendamos subir a la Torre Negra.

Además desde Ceske Budejovice podrás visitar el precioso Castillo de Hluboka, uno de los más bonitos del país y que con su arquitectura de estilo gótico romántico Tudor que recuerda al Palacio de Windsor, parece salido de un cuento de hadas.

Otras excursiones que podrás hacer desde aquí es a Trebon, una pintoresca ciudad en un paisaje de llanuras con muchos estancos, y también a Jindřichův Hradec, una preciosa ciudad con distintos edificios religiosos y de estilo renacentista, barroco y gótico, y también un interesante castillo.

Cesky Krumlov

Cesky Krumlov, conocida como “la perla de Bohemia”, es una ciudad de una enorme belleza que te permitirá viajar en el tiempo.

Declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, la ciudad está dominada por la impresionante silueta de su Castillo de Rožmberk, situado sobre el río Vltava y de decoración renacentista, barroca y también con algo de gótico, una visita imprescindible en cualquier viaje a la República Checa.

Además de visitar el castillo en Cesky Krumlov te recomendamos también pasear por sus calles medievales de estilo renacentista y barroco y también por la Plaza del Ayuntamiento, y detenerte en el puente de madera que separa la ciudad vieja de la colina en la que se encuentra el castillo.

Muchos dicen que Cesky Krumlov es una Praga en miniatura.

Brno

A aproximadamente 200 kilómetros de Cesky Krumlov se encuentra Brno, la segunda ciudad más grande de la República Checa y que cuenta con distintos puntos de interés.

Uno de ellos es la Villa Tugendhat, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, y que es uno de los mejores ejemplos de la arquitectura moderna desarrollada en Europa durante la década de los años 20.

Otros lugares que no te puedes perder en Brno son la Catedral de San Pedro y San Pablo que se erige en el centro de su casco histórico, el castillo de Spilberk y la plaza de la Libertad.

A unos 65 kilómetros de Brno se encuentra el espectacular Palacio de Kromeriz, de estilo barroco, que junto a sus jardines, ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Y a aproximadamente 75 kilómetros de Brno se encuentra Trebic, una pequeña ciudad que es famosa por su barrio barrio y cementerio judíos que han sido declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Allí su Basílica de San Procopio, que es una de las joyas arquitectónicas de la Europa medieval, también te impresionará.

Olomouc

Olomouc, situada en la región de Moravia muy cerca de Polonia, es otra de las ciudades que no te puedes perder durante tu viaje a la República Checa.

Uno de sus atractivos es la Columna de la Santísima Trinidad que, de estilo barroco y construida durante la primera mitad del siglo XVIII, ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

No obstante la ciudad está repleta de antiguas plazas de enorme belleza presididas por fuentes esculturales.

En Olomouc tampoco puedes dejar de visitar el Palacio Episcopal y la Catedral de San Wenceslao.

Olomouc es, sin duda, la ciudad más bonita de Moravia.

Desde Olomouc podrás visitar también uno de los castillos más importantes del país, el castillo de Bouzov.

Lednice y Valtice

Lednice y Valtice, situada en el sur de la región de Moravia, es una extensión de más de 200 km2 que cuenta con un paisaje único y excepcional que incluso ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Una mezcla de palacios, castillos y viñedos que te enamorará.

Mikulov

Mikulov, situada muy cerca de la frontera con Austria, es considerada “la perla del sur de Moravia”.

Con su estilo medieval, es una de las ciudades más hermosas, a la vez que uno de los principales centros vitivinícolas del país.

En Mikulov no puedes perderte su castillo convertido ahora en un palacio de estilo barroco, ni tampoco su precioso casco antiguo.

Litomysl

Litomysl, situada en el noreste de la República Checa, es famosa por su palacio renacentista italiano declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Cerca de Litomysl se encuentra la pequeña ciudad de Svitavy, famosa por ser el lugar de nacimiento del protagonista de la película “La lista de Schindler”.

Información general

A continuación te vamos a proporcionar una serie de información que de bien seguro te va a ser de gran utilidad antes de viajar a la República Checa. Te explicaremos también los lugares más interesantes que visitar en tu viaje a la República Checa.

Situación y geografía

La República checa es un país que se encuentra situado en Europa Central y que no tiene litoral.

Fue el año 1993 cuando la antigua Checoslovaquia se dividió en dos y se formaron dos nuevos países, los actuales República Checa y Eslovaquia.

Limita al norte con Polonia, al sur con Austria, al este con Eslovaquia y al oeste con Alemania.

La República Checa está formada por las regiones tradicionales de Moravia y Bohemia, así como también la Silesia, y surcada por los ríos Elba y Moldava.

Este país tiene una superficie de 78.867 km2 y una población aproximada de 10.700.000 de habitantes. Su capital es Praga.

 

Cultura y religión

La República Checa es un país con una cultura rica y variada en el que las tradiciones y el folclore son ampliamente celebrados.

Es además un paraíso cultural y muchos de sus monumentos históricos han sido declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

El idioma oficial y principal de la República Checa es el checo. Dentro del país se hablan también otros idiomas minoritarios, entre los que destacan el alemán, el polaco, el ruso, el eslovaco y el ucraniano.

En cuanto a la religión, la República Checa es un país principalmente no creyente pues alrededor de dos tercios de su población se consideran no creyentes. En cuanto a la minoría creyente, son principalmente cristianos.

Los festivales y festividades de la República Checa están relacionados con las tradiciones, con hechos históricos y también con la religión.

Entre las celebraciones con más seguimiento destacan el Día del Estado Checho (28 de septiembre) y el Día del Surgimiento del Estado Checo Independiente (28 de octubre).

Mejor época para viajar a la República Checa

El clima que encontramos en la República Checa es un clima continental templado, con veranos cálidos e inviernos fríos.

La mejor época para viajar a la República Checa son los meses comprendidos entre mayo y septiembre, meses en que las temperaturas son más agradables.

 

Si tienes cualquier duda respecto los viajes a la República Checa que ofrecemos, o incluso si quieres algunas recomendaciones y consejos para viajar a la República Checa, no dudes en contactar con nosotros. Nuestros especialistas en viajes a la República Checa te atenderán sin compromiso.

Comparte esta página:

Síguenos:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies